martes, 26 de junio de 2012

Sam Cooke - Live At The Harlem Square Club (1963)


  1. "Feel It" – 3:46
  2. "Chain Gang"  – 3:11
  3. "Cupid"  – 2:46
  4. "Medley: It's All Right/For Sentimental Reasons" – 5:11
  5. "Twistin' the Night Away" – 4:19
  6. "Somebody Have Mercy"  – 4:45
  7. "Bring It On Home to Me" – 5:37
  8. "Nothing Can Change This Love" – 3:45
  9. "Having a Party" – 4:09



En el mes de Enero de 1963, el aclamado cantante de música Soul, Sam Cooke, presta su aplastante voz en el Harlem Square Club de Miami. Se graba uno de los álbums en directo más poderosos de la historia que te convierte instantáneamente en una de las 700 personas presentes del club desde la introducción a nuestro anfitrión, gracias a la energía vigorosa de la producción y la intensa, nerviosa, sentimental voz del hombre que inventó el Soul, producto parcial de la tensión racial de su momento. 


Las tres primeras canciones del concierto sirven como un agradable y muy directo préambulo a lo que está por venir, destacando a la simpática "Chain Gang", una de esas canciones con las que podría estar más que conforme si su duración fuera mayor. A partir de la cuarta pista, podemos notar una relación casi amorosa entre Sam y su público, existe una interacción entre ambos como si estuvieramos ante una pareja pasando problemas. Desviándonos un poco del sonido generalmente alegre de la primera mitad, "Somebody Have Mercy" cubre un sentimiento desorientado en las letras, las cuales terminan siendo amenizadas con la bienvenida del saxofón y un Sam Cooke desenfrenado suplicando piedad en el fondo.


Y entonces, sucede... "Bring It On Home to Me", el punto cumbre del concierto, uno de los momentos más poderosos de la música en las últimas décadas. Desde el comienzo, cuando escuchamos a nuestro cantante actuar una llamada teléfonica a la mujer que ama que no sale como lo espera...


I DON'T WANT YOU, OPERATOR...
I WANT MY BAAAAAAAAAABY, OOOOOOOOOOOOOOHHHH!


DARLING, OOOOOOOOHH!
OOOOOOOOOOHHHH, YOOOOOUUU SEEEEEEEND MEEEEEEE!


Después de que la maravillosa canción culmine con la tremenda exaltación del público, el disco sigue su camino por dos más. Y cuando termina, sabes que has sonreído durante este album, y aun siendo un hombre completamente heterosexual, puede que te hayas sonrojado con la perfecta voz de Sam Cooke.


Descárgalo.


2 comentarios: